Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

1939. El mejor año de Hollywood

Casas, Quim / Rodríguez Marchante, Oti / Torres-Dulce Lifante, Eduardo
29,95€
Disponible

En el 80 del conocido como mejor año de la historia de Hollywood, 1939, varios autores de prestigio analizan las películas estrenadas aquel año mágico. Desde lo que el viento se llevó a la diligencia pasando por el mago de Oz, cumbres Borrascosas, caballero sin espada, Beau geste, ninotchka...Es reconocido como el mejor ...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Año de Edición
Idioma
Encuadernación



En el 80 del conocido como mejor año de la historia de Hollywood, 1939, varios autores de prestigio analizan las películas estrenadas aquel año mágico. Desde lo que el viento se llevó a la diligencia pasando por el mago de Oz, cumbres Borrascosas, caballero sin espada, Beau geste, ninotchka...


Es reconocido como el mejor año de la Historia de Hollywood, y no es de extrañar. En 1939, la industria hollywoodiense estaba perfectamente engrasada.

Los grandes estudios, ya perfectamente definidos, habían logrado casi la perfección en sus diferentes departamentos y todo funcionaba con una precisión sorprendente. Aquel sistema de producción había alcanzado su cénit. Grandes maestros como Ernst Lubitsch, Raoul Walsh, John Ford, Howard Hawks o Frank Capra estaban en plenitud de facultades. Lo mimso ocurriía con las grandes estrellas: Bette Davis, Clark Gable, Vivien Leigh, Judy Garland, Cary Grant, Gary Cooper, Greta Garbo, James Stewart...

Casi una treintena de autores analizan en 1939. El mejor año de Hollywood la apabullante lista de grandes títulos acumulados en aquel año mítico. Ya no solo es Lo que el viento se llevó, El mago de Oz o La diligencia. También Caballero sin espada, Cubres borrascosas, Ninotchka, Beau Geste, Solo los ángeles tienen alas, Gunga Din, Tú y yo, Esmerada la zíngara, El joven Lincoln, Los violentos años veinte, Amarga victoria...