Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

Con harina en mis zapatos. Panes, bizcochos y otros dulces para disfrutar

Osorio Fernández, Natalia
Con harina en mis zapatos. Panes, bizcochos y otros dulces para disfrutar
Con harina en mis zapatos. Panes, bizcochos y otros dulces para disfrutar

Con harina en mis zapatos. Panes, bizcochos y otros dulces para disfrutar

Osorio Fernández, Natalia
24,00€
Disponible

Bizcochos, magdalenas, panecillos, brioches, galletas, pastas, tartas, pasteles y otros dulces. Son 85 recetas,explicadas paso a paso y e ilustradas con su fotografía. Además, hay trucos y consejos para que todo resulte más sencillo. Son elaboraciones fáciles pero originales, especias y cítricos son prota...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Año de Edición
Idioma



Bizcochos, magdalenas, panecillos, brioches, galletas, pastas, tartas, pasteles y otros dulces. Son 85 recetas,explicadas paso a paso y e ilustradas con su fotografía. Además, hay trucos y consejos para que todo resulte más sencillo. Son elaboraciones fáciles pero originales, especias y cítricos son protagonistas, como por ejemplo el cardamomo y la naranja sanguina, dos de los ingredientes fetiche de la autora. Pero todos ellos se pueden conseguir en cualquier mercado o tienda.


A Natalia Osorio, bloguera y repostera de éxito, la podéis seguir en su blog ?Con harina en mis zapatos?, y también en las redes sociales: @mis_macaron @conharinaenmiszapatos


¿Y qué vais a encontrar en el libro? Pues 85 recetas nuevas, que siguen la línea que he mantenido en el blog durante estos últimos 6 años.


Está dividido en 5 capítulos: bizcochos, panes dulces, galletas, tartas y otros dulces imprescindibles. Desde un bizcocho de higos al marrasquino, un pan de cardamomo o una pannacotta de arroz con leche. Todas recetas con ingredientes sencillos, explicaciones claras y aptas para cualquier nivel en la cocina. Tan fáciles, que todos los panes dulces están amasados a mano. Eso sí, con muchas especias, que ya sabéis que son mi perdición.