Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

La terapia provocativa, el terapeuta como abogado del diablo.

Sarink, Federico
La terapia provocativa, el terapeuta como abogado del diablo.
La terapia provocativa, el terapeuta como abogado del diablo.

La terapia provocativa, el terapeuta como abogado del diablo.

Sarink, Federico
18,00€
Disponible

"La mayoría de la gente ya ha pensado muchas veces lo que podría hacer diferente o mejor, pero realmente hacer las cosas diferente y mejor a menudo resulta muy difícil." Echar una mirada entre los bastidores de la terapia, que realmente ayuda por el desafiar al paciente. La terapia provocativa es una buena mezcla entre el buen contacto, el h...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Año de Edición
Idioma

"La mayoría de la gente ya ha pensado muchas veces lo que podría hacer diferente o mejor, pero realmente hacer las cosas diferente y mejor a menudo resulta muy difícil." Echar una mirada entre los bastidores de la terapia, que realmente ayuda por el desafiar al paciente. La terapia provocativa es una buena mezcla entre el buen contacto, el humor y el desafío. El paciente va al grano de sus problemas y tiene la oportunidad para sacar sus cualidades y habilidades para cambiar dentro de unas sesiones. Este libro elabora los puntos de partida teoréticos y algunos de las técnicas provocativas más importantes y los ilustra con casos elaborados. 



Así el lector no solo obtiene una imagen clara cómo funciona el estilo provocativo en la práctica, sino también recibe suficientes pautas para dar los primeros pasos provocativos.


 


"¡El terapeuta verdaderamente me pone un espejo delante de mí! Por sus preguntas tengo que mirar a mí mismo muy honesto. Nunca he experimentado esto."


 


Federico Sarink. Psicólogo provocador y terapeuta familiar. Trabaja en su propia consulta en Leiden, Holanda. Además, da conferencias, talleres y cursos, y es vinculado a las dos universidades en Ámsterdam. Colabora con compañeros de España y Latinoamérica para divulgar la terapia provocativa por allí también. No solo es su pasión ayudar a los pacientes de manera eficaz y divertida, sino también promocionar investigación y formar a futuros psicólogos y terapeutas familiares.