Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

La sinrazón masculina. Masculinidad y teoría social

Seidler, Victor J.
La sinrazón masculina. Masculinidad y teoría social

La sinrazón masculina. Masculinidad y teoría social

La sinrazón masculina. Masculinidad y teoría social

Seidler, Victor J.
24,50€
Imposible de Servir

La identificación de la masculinidad con la razón ha influido de manera determinante en los conceptos característicos de la modernidad y en las filosofías y teorías sociales dominantes en Occidente. La razón se ha definido en oposición a las emociones, así como la mente se ha contrapuesto al cuerpo y la cultura a la naturaleza. Mientras tan...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Año de Edición
Idioma
Encuadernación

La identificación de la masculinidad con la razón ha influido de manera determinante en los conceptos característicos de la modernidad y en las filosofías y teorías sociales dominantes en Occidente. La razón se ha definido en oposición a las emociones, así como la mente se ha contrapuesto al cuerpo y la cultura a la naturaleza. Mientras tanto, los hombres han aprendido a dar por sentado que tienen razón. Esto ha dado lugar, según Seidler, a una forma ?irrazonable? de razón que ellos usan para legislar y hablar en nombre de otros sin haber aprendido a hablar de modo más personal sobre sí mismos ni a revelar (y revelarse) su intimidad. Las emociones y los sentimientos no se consideran formas de conocimiento porque se los tacha de ?personales? y ?subjetivos?, en contraste con la ?objetividad? y la ?imparcialidad? de la razón. Además, como es sabido, equiparar la razón con lo masculino ha servido para que los ?racionales? hombres se arroguen y ejerzan poder sobre las ?emocionales? mujeres. En este libro se muestra cómo desde la Ilustración se ha excluido y silenciado a los considerados ?otros?, en particular ?otras?, debido a lo que se interpreta como una mayor cercanía de éstos con la naturaleza, y cómo se han definido los criterios a partir de los cuales dichos ?otros? han de demostrar que son racionales para así alcanzar la categoría de humanos. Basándose en las enseñanzas del feminismo y de la ecología, La sinrazón masculina sostiene que los hombres tendrían que explorar críticamente su potencial para experimentar todo aquello que nuestra tradición intelectual y filosófica les ha impedido siquiera reconocer.