Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

El Cádiz de las Cortes. La vida cotidiana en la ciudad en los años de 1810-1813

Solís, Ramon
El Cádiz de las Cortes. La vida cotidiana en la ciudad en los años de 1810-1813

El Cádiz de las Cortes. La vida cotidiana en la ciudad en los años de 1810-1813

El Cádiz de las Cortes. La vida cotidiana en la ciudad en los años de 1810-1813

Solís, Ramon
25,00€
Consulte disponibilidad

Del prólogo de Gregorio Marañón entresacamos algunos de sus párrafos  que nos ayudan a comprender cuál es el contenido artístico-literario y  erudito-científico de esta extraordinaria obra:  “Pero Cádiz, en la época de las Cortes, no fue solo una urbe encantadora...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Año de Edición
Idioma
Encuadernación

Del prólogo de Gregorio Marañón entresacamos algunos de sus párrafos  que nos ayudan a comprender cuál es el contenido artístico-literario y  erudito-científico de esta extraordinaria obra:  “Pero Cádiz, en la época de las Cortes, no fue solo una urbe encantadora  como lo ha sido siempre, antes y después, sino una de las ciudades  creadoras de la España moderna”.  “La descripción material de la ciudad es también impresionante por su  sobria realidad. El mar, las murallas protagonistas, casi míticas, en la Historia  gaditana, los pa seos y los conventos e iglesias, las tiendas y despachos, los  edificios y las bibliotecas […]”.  “[…] van desfilando por el libro de Solís los gaditanos, desde los aguadores,  los barberos y los comerciantes modestos u opulentos, hasta los abogados y  los médicos, los militares, la gente de Iglesia, los petimetres y las señoritas,  los diputados a Cortes, la multitud que vocifera en las calles o asiste a las  procesiones o a los toros […]”.  “El autor ha construido no la crónica oficial de la ciudad en una de sus  etapas, sino la vida entera […]”.  Y para terminar con estas citas, Gregorio Marañón dice algo que es tan real  y tan brillante como la misma ciudad de la que se habla: “[…] Cádiz fue  desde el siglo XVIII la ciudad española de la gracia, la razón y la medida”.