Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

Soplando al viento

Abad, Mercedes
Soplando al viento

Soplando al viento

Soplando al viento

Abad, Mercedes
13,00€
Consulte disponibilidad

Abad, MercedesMercedes Abad, nacida en Barcelona en 1961, estudió Ciencias de la Información en la Universidad Autónoma de esa ciudad. Desde que se dio a conocer en 1986 con Ligeros libertinajes sabáticos (La Sonrisa Vertical 47), ganadora del VIII Premio La Sonrisa Vertical, ha publicado los libros de cuentos Felicidades conyugales y Sopl...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Colección
Año de Edición
Encuadernación

Abad, Mercedes
Mercedes Abad, nacida en Barcelona en 1961, estudió Ciencias de la Información en la Universidad Autónoma de esa ciudad. Desde que se dio a conocer en 1986 con Ligeros libertinajes sabáticos (La Sonrisa Vertical 47), ganadora del VIII Premio La Sonrisa Vertical, ha publicado los libros de cuentos Felicidades conyugales y Soplando al viento (Andanzas 107 y 233). En el año 2000 apareció su primera novela, Sangre (Andanzas 417), que mereció el aplauso de la crítica y del público. Es también autora de varios guiones de radio y de textos y montajes teatrales como Pretèrit perfecte (1992), Se non è vero (1995) o Bunyols de Quaresma (1998). Ha adaptado para la escena Las amistades peligrosas (2001) o La filosofía en el tocador, del Marqués de Sade, para el espectáculo XXX (2002) de la Fura dels Baus. Colaboradora habitual en la edición catalana de El País, ha reunido sus artículos en el volumen Titúlate tú (2002).
Como sugiere tan sutilmente el título, Soplando al viento reúne a una curiosa fauna de personajes que, cada uno a su manera, parecen empeñados en vivir contra viento y marea la vida que les ha caído en suerte ; en cierto modo, son seres consciente o inconscientemente recalcitrantes frente a lo que suele entenderse por «normalidad» o por socialmente correcto. Véase, si no, esa entrañable tía Elisenda, alias Kiki Bird, gran estrella de Hollywood, que jamás habría podido imaginar el papel que le reservaba su propia familia, o la mosquita muerta de Mademoiselle Lebrun, convertida en blanco de un escándalo, o el bueno de Tomás, que se convierte a pesar suyo en vago y maleante, o esas malditas «buenas amigas» que corretean sin parar, o esas parejitas bien avenidas que se envenenan mutuamente la existencia, o el pobre viejo víctima de un exceso de imaginación. Y así trece historias y otros tantos personajes tan cotidianos y sin embargo tan impertinentemente «diferentes».