Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

Teatro completo (vera, o los nihilistas/ La duquesa de Padua/ El abanico de Lady Windermere/ Salomé /Una mujer sin importancia/ Un marido ideal/ La importancia de llamarse Ernesto / La sainte Courtisane / Una tragedia florentina)

Wilde, Oscar
Teatro completo (vera, o los nihilistas/ La duquesa de Padua/ El abanico de Lady Windermere/ Salomé /Una mujer sin importancia/ Un marido ideal/ La importancia de llamarse Ernesto / La sainte Courtisane / Una tragedia florentina)

Teatro completo (vera, o los nihilistas/ La duquesa de Padua/ El abanico de Lady Windermere/ Salomé /Una mujer sin importancia/ Un marido ideal/ La importancia de llamarse Ernesto / La sainte Courtisane / Una tragedia florentina)

Teatro completo (vera, o los nihilistas/ La duquesa de Padua/ El abanico de Lady Windermere/ Salomé /Una mujer sin importancia/ Un marido ideal/ La importancia de llamarse Ernesto / La sainte Courtisane / Una tragedia florentina)

Wilde, Oscar
38,60€
Consulte disponibilidad

áPoeta, ensayista y dramaturgo, el nombre de Oscar Wilde (1854-1900) ha quedado unido al siglo XX por sus obras de teatro y por el ejercicio del esteticismo en su vida personal, que iba a convertirle en mártir de la puritana y cerrada sociedad inglesa de la época. Críticas e irónicas, sus cuatro comedias principales: El abanico d...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Colección
Año de Edición
Idioma
Encuadernación

áPoeta, ensayista y dramaturgo, el nombre de Oscar Wilde (1854-1900) ha quedado unido al siglo XX por sus obras de teatro y por el ejercicio del esteticismo en su vida personal, que iba a convertirle en mártir de la puritana y cerrada sociedad inglesa de la época.

Críticas e irónicas, sus cuatro comedias principales: El abanico de Lady Windermere, Una mujer sin importancia, Un marido ideal y La importancia de llamarse Ernesto, siguen representándose como obras vivas que aún tienen mucho que decir al espectador de hoy. En las tres primeras, a través de un lenguaje brillante aparecen el cinismo y las paradojas; la última constituye la primera piedra de un teatro nonsense, casi absurdo, donde el diálogo, y no la trama, es el elemento esencial. Aunque los papeles femeninos están concebidos con sutileza y simpatía, son las mujeres las que se rebelan contra el dinero y sus secuelas, el poder, el matrimonio, y su estatuto legal y financiero. A su lado, Salomé es la obra prohibida y maldita, porque su protagonista encarna una lujuria violenta y salvaje a pesar de su inocencia de virgen. Símbolo del Mal, Salomé es una de las interpretaciones femeninas más fuertes de la historia de la literatura.

Esta edición, traducida y anotada por Mauro Armiño, del Teatro completo de Oscar Wilde recoge por primera vez en castellano, sin cortes ni censuras, todas sus obras: además de los grandes títulos citados, las dos tragedias iniciales teñidas de romanticismo: Vera, o los nihilistas y La duquesa de Padua, y las dos obras esbozadas o inconclusas (La sainte courtisane, o la mujer cubierta de joyas y Una tragedia florentina) que dejó al morir.