Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

Vidas paralelas, VIII: Foción-Catón el Jóven. Demóstenes-Cicerón. Agis-Cleómenes. Tiberio-Gayo Graco

Plutarco
Vidas paralelas, VIII: Foción-Catón el Jóven. Demóstenes-Cicerón. Agis-Cleómenes. Tiberio-Gayo Graco

Vidas paralelas, VIII: Foción-Catón el Jóven. Demóstenes-Cicerón. Agis-Cleómenes. Tiberio-Gayo Graco

Vidas paralelas, VIII: Foción-Catón el Jóven. Demóstenes-Cicerón. Agis-Cleómenes. Tiberio-Gayo Graco

Plutarco
38,00€
Imposible de Servir

Foción y Catón el Joven son probablemente los dos protagonistas de las Vidas de Plutarco más admirados por el autor, pues los consideraba un excelente ejemplo de virtud tanto en su vida personal como en la política. Estas dos biografías son la fuente más importante y más completa para el estudio de ambos personajes; además, en el caso de Ca...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Colección
Año de Edición
Idioma
Encuadernación

Foción y Catón el Joven son probablemente los dos protagonistas de las Vidas de Plutarco más admirados por el autor, pues los consideraba un excelente ejemplo de virtud tanto en su vida personal como en la política. Estas dos biografías son la fuente más importante y más completa para el estudio de ambos personajes; además, en el caso de Catón, la de Plutarco es la única biografía conservada. En cuanto a Demóstenes y Cicerón, ya en la Antigüedad se consideraba que con ellos había llegado la oratoria a su grado más alto de perfección, por lo que era habitual parangonarlos. Al autor de las Vidas paralelas, que sigue criterios biográficos propios, lo que le interesa es el estudio del carácter con una finalidad ejemplarizadora y moralizante, y trata de la oratoria sólo como un instrumento de la actividad política de los protagonistas. En Foción y Demóstenes encontramos a dos dirigentes políticos de la Atenas del siglo IV a.C. con diferentes actitudes ante el fin de la independencia de su ciudad, que acaba siendo sometida por el reino de Macedonia. Catón el Joven y Cicerón, en el siglo I antes de nuestra era, luchan denodadamente en el mismo bando en un intento, heroico pero no coronado por el éxito, de salvar la República romana frente a los ataques de los que buscaban su poder personal.