Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más
4 de mayo

Posiciones perversas en la infancia

Iuale, Lujan / Lutereau, Luciano / Thompson, Santiago
Posiciones perversas en la infancia
Posiciones perversas en la infancia

Posiciones perversas en la infancia

Iuale, Lujan / Lutereau, Luciano / Thompson, Santiago
12,00€
Consulte disponibilidad

Freud presenta los celos como la clave de la vida psíquica, normal y patológica. En esta obra se trata de mostrar el aporte psicoanalítico a ese fenómeno encrucijada, basado en el fundamento de la clínica y de la teoría freudiana.En un primer momento las formas de los celos se detallan confor...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Año de Edición
Idioma
Encuadernación

Freud presenta los celos como la clave de la vida psíquica, normal y patológica. En esta obra se trata de mostrar el aporte psicoanalítico a ese fenómeno encrucijada, basado en el fundamento de la clínica y de la teoría freudiana.

En un primer momento las formas de los celos se detallan conforme a la tipología freudiana: los celos normales o competitivos, los celos proyectivos que determinan que el sujeto impute a la pareja sus propios deseos de infidelidad y finalmente los celos delirantes, que se articulan con la paranoia.

En un segundo momento, se estudia la génesis de los celos, desde la forma de la envidia del niño recientemente destetado hasta los celos edípicos, pasando por los celos fraternos.

En una tercera instancia se detallan las formas psicopatológicas diferencial de los celos neuróticos (de la histeria en su relación con la otra mujer o de la neurosis obsesiva, en su rasgo perverso) y psicóticas. La investigación prosigue con un análisis de la escritura de los celos desde Shakespeare hasta Proust, como eco a la clínica freudiana y lacaniana; la obra concluye con un estudio de los celos como síntoma del lazo social y de la función simbólica.

La visión de los celos como mundo se redescubre través de la cuestión del duelo del objeto, de la herida narcisista y de la culpabilidad, por donde se confirma como la prueba de verdad del sujeto inconsciente, entre el deseo y el gozo.