Cesta de la compra

La muerte de Cristo: Meditaciones sobre la Semana Santa

Autor Joseph Ratzinger

Editorial EDICIONES ENCUENTRO, S.A.

La muerte de Cristo: Meditaciones sobre la Semana Santa
-5% dto.    6,00€
5,70€
Ahorra 0,30€
Disponibilidad limitada, recíbelo en 7 días. Uno de nuestros libreros lo conseguirá para ti.
Envío gratis a partir de 19€
España peninsular

«Sí, Jesús ha muerto, ha "descendido" a la profundidad misteriosa a la que la muerte nos conduce. Ha marchado hacia la soledad más extrema, donde nadie nos puede acompañar. En efecto, "estar muerto" comporta ante todo la pérdida de la comunicac...

Leer más...
  • Editorial EDICIONES ENCUENTRO, S.A.
  • ISBN13 9788499201801
  • ISBN10 8499201806
  • Tipo LIBRO
  • Páginas 56
  • Año de Edición 2013
  • Idioma Castellano
  • Encuadernación Rústica

La muerte de Cristo: Meditaciones sobre la Semana Santa

Autor Joseph Ratzinger

Editorial EDICIONES ENCUENTRO, S.A.

«Sí, Jesús ha muerto, ha "descendido" a la profundidad misteriosa a la que la muerte nos conduce. Ha marchado hacia la soledad más extrema, donde nadie nos puede acompañar. En efecto, "estar muerto" comporta ante todo la pérdida de la comunicac...

-5% dto.    6,00€
5,70€
Ahorra 0,30€
Disponibilidad limitada, recíbelo en 7 días. Uno de nuestros libreros lo conseguirá para ti.
Envío gratis a partir de 19€
España peninsular

Detalles del libro

«Sí, Jesús ha muerto, ha "descendido" a la profundidad misteriosa a la que la muerte nos conduce. Ha marchado hacia la soledad más extrema, donde nadie nos puede acompañar. En efecto, "estar muerto" comporta ante todo la pérdida de la comunicación, una soledad en la que el amor ya no puede avanzar. En ese sentido, Cristo fue "al infierno", cuya esencia es justamente la privación del amor, la separación de Dios y de los hombres. Pero allí donde llega Él, el "infierno" deja de ser infierno, puesto que él mismo es la vida y el amor, puesto que él es el puente que une al hombre y a Dios y, por eso mismo, también a los hombres entre ellos. Así, el descenso es al mismo tiempo también transformación: ya no existe la última soledad».