Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

Rousseau y sus ensoñaciones: "Ensoñaciones de un paseante solitario" y otros escritos autobiográficos

Rousseau, Jean-Jacques / Aramayo, Roberto R.
Rousseau y sus ensoñaciones: Ensoñaciones de un paseante solitario y otros escritos autobiográficos

Rousseau y sus ensoñaciones: Ensoñaciones de un paseante solitario y otros escritos autobiográficos

Rousseau y sus ensoñaciones: "Ensoñaciones de un paseante solitario" y otros escritos autobiográficos

Rousseau, Jean-Jacques / Aramayo, Roberto R.
15,50€
Consulte disponibilidad

Rousseau parte de la premisa «siento, luego existo» como principal axioma de su reflexión filosófica, lo que supone un auténtico giro copernicano respecto del célebre «pienso, luego existo» cartesiano. El auténtico inicio de nuestra modernidad lo marcaría más bien Rousseau, al señalar algo que ahora nos puede parecer obvio, cual es e...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Año de Edición
Idioma
Encuadernación

Rousseau parte de la premisa «siento, luego existo» como principal axioma de su reflexión filosófica, lo que supone un auténtico giro copernicano respecto del célebre «pienso, luego existo» cartesiano. El auténtico inicio de nuestra modernidad lo marcaría más bien Rousseau, al señalar algo que ahora nos puede parecer obvio, cual es el maridaje de nuestra razón y nuestros sentimientos o emociones. Jean-Jacques Rousseau es uno de esos pocos clásicos del pensamiento que se hallan en el trasfondo de nuestros arquetipos e imaginarios colectivos más comunes y de ahí que convenga revisitarlo para conocernos mejor. Para estudiar al ser humano se tomó a sí mismo como principal objeto de estudio, demostrando ser un consumado maestro en el arte de la introspección, y por eso no es extraño que una significativa parte de su obra sean textos autobiográficos como Las ensoñaciones de un paseante solitario, presentado aquí por el autor de Rousseau: Y la política hizo al hombre (tal como es). Estamos ante un pensador cuya herencia se disputarán, simultáneamente, el racionalismo y los románticos. Conocer a Rousseau significa, por lo tanto, transitar por las encrucijadas de los albores de nuestra modernidad, lo cual nos permite deambular mejor por los intrincados laberintos de nuestro fuero interno, gracias a su cartografía de nuestra conciencia moral y civil.