Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

Vida luminosa.La ciencia de la luz que revela el arte de vivir.

Israel Liberman, Jacob
Vida luminosa.La ciencia de la luz que revela el arte de vivir.

Vida luminosa.La ciencia de la luz que revela el arte de vivir.

Vida luminosa.La ciencia de la luz que revela el arte de vivir.

Israel Liberman, Jacob
16,00€
Consulte disponibilidad

Se trata de un libro de divulgación científica que aborda el tema de la luz y su relación con la mente y con la conciencia. El autor ha sido oftalmólogo y científico de la visión, y por otra parte es un estudioso de la conciencia y la iluminación. Plantea básicamente que la luz misma guía nuestra vida y que basta con dejarse guiar por e...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Año de Edición
Idioma
Encuadernación

Se trata de un libro de divulgación científica que aborda el tema de la luz y su relación con la mente y con la conciencia. El autor ha sido oftalmólogo y científico de la visión, y por otra parte es un estudioso de la conciencia y la iluminación. Plantea básicamente que la luz misma guía nuestra vida y que basta con dejarse guiar por ella. También responde preguntas muy interesantes como: ¿cómo es posible que veamos en sueños aunque tengamos los ojos cerrados?, y explica fenómenos luminosos como el aura de luz que irradiamos los seres humanos y que algunos de nosotros pueden ver. Poco a poco nos va revelando los descubrimientos que ha ido realizando a lo largo de su vida con respecto a la visión, el uso de gafas, la corrección de la visión y la relación entre la vista y la conciencia humana. Lo que sigue es un párrafo de la introducción: La luz nos guía Para entender mis descubrimientos, empecemos por analizar qué es la luz. Esta es más que ondas y partículas; nos provee de conciencia. La luz no solo está ahí fuera y es algo que tenemos que encontrar para poder ver. La luz nos busca y nos guía de la misma manera que busca y dirige el crecimiento de las plantas hacia ella. Hay algo intrínsecamente vivo en la luz. Y, por sorprendente que parezca, la luz no solo entra en nosotros a través de los ojos y la piel, también emana de nosotros.