Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

Ética a Nicómaco (Edición de Atilano Domínguez)

Aristóteles / Domínguez, Atilano
Ética a Nicómaco (Edición de Atilano Domínguez)
Ética a Nicómaco (Edición de Atilano Domínguez)

Ética a Nicómaco (Edición de Atilano Domínguez)

Aristóteles / Domínguez, Atilano
18,90€
Disponible

La "Ética a Nicómaco" es una de las obras maestras del pensamiento occidental, hito por el que siempre tiene que pasar, y al que siempre tiene que regresar, la reflexión moral y política. Sus indelebles páginas indican, ya en su primer libro, hacia dónde debe apuntar la vida de los hombres, cuál es el fin que les es propi...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Colección
Año de Edición
Idioma
Encuadernación

La "Ética a Nicómaco" es una de las obras maestras del pensamiento occidental, hito por el que siempre tiene que pasar, y al que siempre tiene que regresar, la reflexión moral y política. Sus indelebles páginas indican, ya en su primer libro, hacia dónde debe apuntar la vida de los hombres, cuál es el fin que les es propio, si es que estos han de acertar y no andar errados, como con tanta facilidad y frecuencia les acaece.


Esta edición del texto de Aristóteles, preparada por Atilano Domínguez, contiene un riguroso estudio introductorio. En él se analizan la vida del filósofo, sus escritos y la doctrina moral de la Ética. Como colofón del estudio se aporta una detallada bibliografía, así como dos documentos personales de Aristóteles, poco conocidos hasta la fecha.


La traducción, acompañada de un prolijo aparato de notas, encuentra complemento en dos herramientas analíticas de gran utilidad. Por un lado, el lector hallará una tabla alfabética de afectos, que compara la obra de Aristóteles con la "Ética" de Spinoza; por otro, el volumen se cierra con un exhaustivo índice analítico.


Discípulo sobresaliente de Platón en la Academia, Aristóteles (Estagira, 384 a.C.-Calcis, 322 a.C.) llega a fundar su propia escuela, el Liceo, y poco a poco toma distancia crítica respecto de las doctrinas de su maestro. Sin su obra, y la del propio Platón, es difícilmente comprensible no solo la genealogía de la filosofía occidental, sino su pervivencia misma, así como la actualidad de sus querellas. En el caso de la ética, su doctrina sobre la vida buena y la justicia, así como sus prolijas descripciones de las virtudes morales e intelectuales, invitan todavía hoy al debate moral y a tratar de responder a la pregunta por el sentido.