Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más
4 de mayo

Poeta en Nueva York (con dibujos del autor y fotomontajes de Rocío Vicente)

García Lorca, Federico / Vicente, Rocío
Poeta en Nueva York (con dibujos del autor y fotomontajes de Rocío Vicente)
Poeta en Nueva York (con dibujos del autor y fotomontajes de Rocío Vicente)

Poeta en Nueva York (con dibujos del autor y fotomontajes de Rocío Vicente)

García Lorca, Federico / Vicente, Rocío
17,00€
Disponibilidad Normal 7 días

LA EDICIÓN DE "POETA EN NUEVA YORK" MÁS FIEL JAMÁS PUBLICADA.COMO A LORCA LE HUBIERA GUSTADO.Entre 1929 y 1930, Federico García Lorca pasó nueve meses en Nueva York y tres en La Habana. Fruto de su experiencia americana, compuso un poemario que nunca vería publicado: en el verano d...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Año de Edición
Idioma
Encuadernación

LA EDICIÓN DE "POETA EN NUEVA YORK" MÁS FIEL JAMÁS PUBLICADA.


COMO A LORCA LE HUBIERA GUSTADO.


Entre 1929 y 1930, Federico García Lorca pasó nueve meses en Nueva York y tres en La Habana. Fruto de su experiencia americana, compuso un poemario que nunca vería publicado: en el verano de 1936 un grupo de guardias civiles y derechistas sublevados contra el gobierno democrático lo arrestó y, más tarde, lo fusiló. En medio de un camino, de madrugada. Sus crímenes: ser homosexual y demócrata.


Tras el asesinato de Federico, el original de "Poeta en Nueva York" se perdió. Hasta que reapareció en una fecha tan tardía como 1999. La intención de Lorca siempre fue ilustrar sus poemas. Con las fotografías y postales que se trajo de su viaje. Con dibujos de su puño y letra y fotomontajes. Esta edición de La Moderna es la primera que sigue el original, añadiendo a las ediciones actuales los dos poemas que faltaban, y lo ilustra respondiendo a la última voluntad documentada del poeta.


Estos poemas son el testamento poético del genio que quiso romper los límites de su voz y su sexualidad, una ametralladora de imágenes surrealistas, un grito contra el poder y el capitalismo salvaje. La mirada de Federico empatiza con los oprimidos, con los animales, con la tierra. Testigo de excepción del Crack del 29 y el hundimiento de la Bolsa de Wall Street, el duende del poeta se rebela contra la ciudad desmedida y le canta a una época que, en definitiva, sigue siendo la nuestra.


«Solo cuando leí las obras de Lorca comprendí que había una voz. Lorca me dio permiso para encontrar mi propia voz, mi propio yo».  LEONARD COHEN


«La expresión de Lorca tiene música, como toda la buena poesía».  ENRIQUE MORENTE