Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

Revista Litoral: Eros (nº 269)

Varios Autores
Revista Litoral: Eros (nº 269)
Revista Litoral: Eros (nº 269)

Revista Litoral: Eros (nº 269)

Varios Autores
30,00€
Disponibilidad Normal 7 días

Este número de Litoral, confeccionado como un catálogo de placeres, os ayudará adejaros vencer por la tentación de la carne.¿Por quién tomáis partido en materia de sexo: por Nietzsche, convencido de que es la trampa de la naturaleza para perpetuarse, o por Marilyn Monroe, que confesó que lo consideraba parte ...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Colección
Año de Edición
Idioma
Encuadernación



Este número de Litoral, confeccionado como un catálogo de placeres, os ayudará adejaros vencer por la tentación de la carne.


¿Por quién tomáis partido en materia de sexo: por Nietzsche, convencido de que es la trampa de la naturaleza para perpetuarse, o por Marilyn Monroe, que confesó que lo consideraba parte de la naturaleza y ella se llevaba de maravilla con la naturaleza? En Litoral lo tenemos claro: somos de Marilyn, es decir, apostamos por Eros. Lo dijo Vicente Núñez: «Eros es más», y nosotros hemos tratado de darle contenido literario y artístico a ese más. Para ello contamos con la ayuda de un excelente grupo de colaboradores: Carlos García Gual rastrea los orígenes mitológicos del dios griego Eros; Juan Manuel Bonet dibuja las huellas del erotismo en los maestros de la pintura y la ilustración; José María Conget ha hecho lo propio en su especialidad, los cómics; Carlos F. Heredero establece un auténtico canon del cine erótico; el sexólogo Francisco Cabello ofrece un muestrario de parafilias del Homus eroticus; y Luis Alberto de Cuenca se recrea en la vertiente sensual del Drácula literario y cinematográfico. Son acompañados por textos de escritores y obras plásticas de artistas desde la Antigüedad grecorromana hasta la actualidad, porque Eros es ajeno a la mordedura del tiempo y se mantiene joven y fresco. Su vitalidad lo vuelve inmortal.