Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

Geometría plana intuitiva. El tangram, acción y comprensión

Geometría plana intuitiva. El tangram, acción y comprensión

Geometría plana intuitiva. El tangram, acción y comprensión

Geometría plana intuitiva. El tangram, acción y comprensión

45,00€
Consulte disponibilidad

Este libro es un manual de geometría plana escrito con sensibilidad, sentido y significado; antes de enseñar a medir y calcular, hay que enseñar a ilusionarse, intuir, percibir, sentir y pensar. Incluye láminas anexas y dos tangram, uno rectangular y otro circular; para comprender es necesario: investigar, manipular, estudiar jugando y «...
[Leer mas...]

ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Idioma

Este libro es un manual de geometría plana escrito con sensibilidad, sentido y significado; antes de enseñar a medir y calcular, hay que enseñar a ilusionarse, intuir, percibir, sentir y pensar.
Incluye láminas anexas y dos tangram, uno rectangular y otro circular; para comprender es necesario: investigar, manipular, estudiar jugando y «aprender haciendo».
Está dirigido a los que quieran saber y adquirir conocimiento, y a todas aquellas personas que acepten el reto de enseñar geometría a escolares de 6 a 14 años.
El estudio de la geometría pone en funcionamiento los dos hemisferios cerebrales y estimula el hipocampo, la corteza entorrinal y el lóbulo parietal superior. Con el rigor que exige el entendimiento y la comprensión, el libro aporta a la enseñanza y al aprendizaje de la geometría un proceso educativo que estimula la actividad cerebral para interpretar, modificar o construir modelos relacionados con las formas y propiedades de las figuras en situaciones de la vida real, y desarrollar: la disposición, implicación, participación, intervención, atención, observación, memoria, creatividad, imaginación, flexibilidad, intuición, razonamiento lógico, pensamiento crítico y orientación espacial.
Lo esencial es imprescindible. Los comienzos son fundamentales.