Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

Árboles en el arte

Hyland, Angus / Wilson, Kendra
Árboles en el arte

Árboles en el arte

Árboles en el arte

Hyland, Angus / Wilson, Kendra
16,90€
Disponible

Desde majestuosos y ancianos robles hasta frondosos bosques de abetos, ÁRBOLES EN EL ARTE reúne una magnífica selección de obras que representan la belleza de los árboles y paisajes arbóreos. Los álamos de Monet, los cipreses de Van Gogh o el espléndido pino que daba sombra a Georgia O?Keeffe en Nuevo México son solo algunas d...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Año de Edición
Idioma
Encuadernación

Desde majestuosos y ancianos robles hasta frondosos bosques de abetos, ÁRBOLES EN EL ARTE reúne una magnífica selección de obras que representan la belleza de los árboles y paisajes arbóreos.

Los álamos de Monet, los cipreses de Van Gogh o el espléndido pino que daba sombra a Georgia O?Keeffe en Nuevo México son solo algunas de las maravillas recogidas en esta compilación que, acompañada de textos explicativos sobre los artistas y sus creaciones, hará las delicias de los amantes del arte y la naturaleza.

Introducción

?El árbol por el que algunos derraman lágrimas de
alegría para otros es solo algo verde en el camino.?
William Blake


La gente que ama los árboles da por hecho que los demás también comparten su querencia, aunque muchos de nosotros aún no hayamos visto la luz. El término ?abraza árboles? se usa siempre de manera despectiva, pese a que a todos nos vendría bien tener más árboles que poder abrazar. En la película de 1957 Una cara con ángel, el ingenuo y soñador personaje de Audrey Hepburn es tan excéntrico que le preocupan más los árboles que la ropa. ?Los árboles son preciosos. ¿Por qué no fotografías árboles??, pregunta. El personaje que interpreta Fred Astaire, un fotógrafo de moda, le responde que su carrera depende de la ley de la oferta y la demanda: ?Te sorprendería la poquísima demanda que tienen las fotografías de árboles?.
Esto es absurdo. Artistas como David Hockney y Alex Katz no son menos populares por estar constantemente pasando de lo figurativo a lo arbóreo. Asimismo, la serie de cuadros de álamos de Claude Monet, pintados a finales del siglo XIX, se vendió muchísimo. Incluso, pese a su temática estrictamente bucólica, su modernidad es asombrosa; como los árboles provenzales de Vincent van Gogh, que siguen gozando de un extraordinario éxito póstumo. En lo que respecta a los árboles, es indiscutible que su belleza habla por sí sola. Ojalá las personas se parecieran un poco a ellos y llenaran el mundo con oxígeno en vez de con tantos humos.

Kendra Wilson y Angus Hyland

Desde majestuosos y ancianos robles hasta frondosos bosques de abetos, este libro reúne una magnífica selección de obras que representan la belleza de los árboles y paisajes arbóreos.