Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

Pepe Mújica. De tupamaro a presidente

Gilio, María Esther
Pepe Mújica. De tupamaro a presidente
Pepe Mújica. De tupamaro a presidente

Pepe Mújica. De tupamaro a presidente

Gilio, María Esther
14,00€
Disponible

José Mujica inició su vida de militancia política a los 14 años, y desde entonces ha recorrido un camino largo y difícil, transitando siempre por la senda de la dignidad. En esta cálida y luminosa entrevista hecha en su casa de rincón del Cerro con María Esther gilio se recuerdan los triunfos y los fracasos, sus ...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Año de Edición
Idioma
Encuadernación



José Mujica inició su vida de militancia política a los 14 años, y desde entonces ha recorrido un camino largo y difícil, transitando siempre por la senda de la dignidad. En esta cálida y luminosa entrevista hecha en su casa de rincón del Cerro con María Esther gilio se recuerdan los triunfos y los fracasos, sus convicciones, honradez y pasión por aprender y trabajar. Pepe conocer la gloria del reconocimiento de las masas populares cuando, como joven tupamaro, empuñó las armas para defender el sueño de justicia de muchos compatriotas uruguayo; conocido también el dolor y la terrible experiencia de trece años de cárcel. Dijo ahí a los jóvenes: "la pasión no justifica la miseria? la miseria del alma. Nacimos para luchar por la igualdad, y por el sueño de un hombre, si no nuevo, algo mejor".


María Esther Gilio fue una de las más prestigiosas entrevistadoras del periodismo rioplatense. Nacida en Montevideo, graduada como abogada, se dedicó a defender presos políticos. Tras el advenimiento de la dictadura en Uruguay, en 1973, un grupo parapolicial colocó un artefacto explosivo en su domicilio. María Esther, entonces, se trasladó a Buenos Aires, donde desarrolló una intensa carrera periodística en publicaciones como Crisis, Clarín y El Periodista, entre otras. "Tengo dos hijas, cuatro nietos, algunos árboles plantados y varios libros escritos", solía afirmar.