Reconsiderando la alimentación escolar

20,00

Sin impuestos: 19,23

Autor/es
Bundy, Donald (et al.)
ISBN13
9788493794286
ISBN10
8493794287
Tipo
LIBRO
Páginas
195
Año de Edición
2011
Idioma
castellano
Encuadernación
Rústica
Editorial:
EDITORIAL GONDO
Disponibilidad:
Consulte disponibilidad

No puntuado
Opinar

Las crisis globales de alimentos, del petróleo y financiera han dado prominencia a la alimentación escolar como un programa de protección social potencial y como una medida de apoyo que ayude a mantener a los niños en la escuela. Reconsiderando la alimentación escolar: Programas de protección social, desarrollo infantil y el sistema educativo ha sido escrito conjuntamente por el Grupo de Banco Mundial y el Programa Mundial de Alimentos a partir de la ventaja comparativa de ambas organizaciones. Examina la evidencia existente de los programas de alimentación escolar con el objetivo de entender mejor cómo deben desarrollarse e implantarse programas de alimentación escolar efectivos en dos contextos: como un programa de protección social que es parte de una respuesta a los shocks sociales derivados de la crisis global y como una inversión sosteni-ble, desde el punto de vista fiscal, en capital humano, como parte de un esfuerzo global a largo plazo para conseguir la Educación para Todos y proveer protección social para los pobres.


Los programas de alimentación escolar suministran una transferencia explícita o implícita a los hogares y pueden incrementar la asistencia, la capacidad cognitiva y los resultados educativos, particularmente, si están apoyados por acciones complementarias como la desparasitación y el enriquecimiento de alimentos. Cuando está combinado con compras locales de alimentos, la alimentación escolar puede ser potencialmente un multiplicador de los esfuerzos que se realizan y beneficiar tanto a los niños como a la economía local. Hoy en día, todos los países para los que se tiene información están buscando suministrar alimentos, de alguna manera y en cierta cuantía, a sus escolares. La cobertura es casi completa en países de renta alta y media -de hecho, parece que la mayor parte de los países que pueden permitirse ofrecer alimentos a sus escolares lo hace-. Sin embargo, donde la necesidad es mayor, en términos de hambre, pobreza e indicadores sociales, los programas tienden a ser más reducidos, si bien normalmente están dirigidos a las regiones más inseguras desde un punto de vista alimentario. Estos programas también son los más dependientes del apoyo externo y el Programa Mundial de Alimentos apoya a casi todos ellos. De esta forma, la cuestión clave hoy en día no es si los países van a implantar programas de alimentación escolar, sino cómo lo harán y con qué objetivo. La práctica universal de la alimentación escolar ofrece importantes oportunidades al Programa Mundial de Alimentos, al Banco Mundial y a otros colaboradores para asistir a los gobiernos en el despliegue de programas de protección social como parte de la respuesta a la crisis global actual y sentar las bases para programas de alimentación escolar que desarrollen una inversión fiscalmente sostenible en capital humano. Reconsiderando la alimentación escolar será útil para las agencias gubernamentales y organizaciones sin ánimo de lucro que trabajan en la reforma educativa y en las políticas de alimentación y nutrición.

-            +

Nota: No se traduce HTML


Continuar

Información

Horario:
De Lunes a Sabados: 10:00-20:30h

C/Balmes 26
08007 / Barcelona /España
[Ver mapa]

Contacto

+34 93 317 05 78
+34 93 412 27 02
alibri@alibri.cat
alibri@alibri.es