Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

Valle-Inclán Noir

del Valle-Inclán, Ramón Mª / Mayrata, Ramón
23,00€
Disponible

La antología tenebrosa más bella del gran Valle-Inclán con una selección de sus mejores ensayos, poemas, conferencias y artículos sobre ocultismo, misterio y modernismo.«El arte es el supremo juego» (Ramón del Valle-Inclán)Valle-Inclán fue el primero y, quizás también, último...
[Leer mas...]


Descripción

La antología tenebrosa más bella del gran Valle-Inclán con una selección de sus mejores ensayos, poemas, conferencias y artículos sobre ocultismo, misterio y modernismo.


«El arte es el supremo juego» (Ramón del Valle-Inclán)


Valle-Inclán fue el primero y, quizás también, último de nuestros modernos. Único, brillante, iracundo, fantasioso, aventurero. En esta singular y heterodoxa antología hermosamente editada (tapa dura negra con grabado en plata) y prologada por Ramón Mayrata, encontrarás una cuidada selección de sus mejores artículos, ensayos, poemas o conferencias noir donde nos muestra su gran capacidad para brindarnos una luz de propiedades extrañas pero igualmente hermosas, una Luz Oscura. Valle-Inclán noir está íntimamente conectada a su obra maestra, La lámpara maravillosa («Solo el corazón que ama milagrosamente todas las cosas, solo la mano que bendice puede abarcar el momento que pasó con el que anuncia y detener el vuelo de las horas», afirmará), pero también a Valle-Inclán y el hombre con rayos X en los ojos, ambas publicadas por esta editorial.


Fascinado por la teosofía, como buen pensador y poeta de fin de siglo, veía en Oriente un sistema de ideas que trascendía aquel violento mundo en constante cambio. Lo oculto, las experiencias mediúmnicas, el espiritismo, los relatos de terror y viejos grimorios o las capacidades «asombrosas» de magos e ilusionistas, se mezclaban con su amor por el decadentismo de la bohemia, para quien Baudelaire era un heraldo, lo mismo que Verlaine, ambos provistos de imaginarios alucinados y macabros. El poeta era un iconoclasta que debía sublimar, como hizo en la primera versión de Rosa de llamas (incluida en esta obra), el gesto ?y no tanto las ideas? del anarquista dinamitero, tal y como hiciera en Francia su amado Mallarmé, para el que las máquinas infernales ácratas eran metáforas de un nuevo mundo anunciado por aquel ejército de barbas, melenas, pipas de kif y noctambulismo.


Se hace de noche y debemos apretar el paso. Valle-Inclán, candil en mano, nos guía por este serpenteante camino con su voz atronadora y su porte y faz de demiurgo, sectario o sabio de otro tiempo y, quizás, también de otro mundo.



Características

Autor/es
ISBN10
Tipo
Páginas
Colección
Año de Edición
Idioma
Encuadernación