Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

Cesta de la compra

Buster Keaton

Autor Marcel Oms

Editorial TUSQUETS EDITORES

Buster Keaton
-5% dto.    3,00€
2,85€
Ahorra 0,15€
Libro agotado. Este libro no se puede encontrar
Envío gratis a partir de 19€
España peninsular

Buster Keaton busca por el bosque a su novia que es una verdadera vaca (Poema representable)   En estas cuatro huellas no caben mis zapatos. Si en estas cuatro huellas no caben mis zapatos, ¿de quién son estas cuatro huellas ? ¿De un tibur...

Leer más...
  • Editorial TUSQUETS EDITORES
  • ISBN13 9788472235021
  • ISBN10 8472235025
  • Tipo LIBRO
  • Páginas 80
  • Colección NARRATIVA
  • Idioma Castellano
  • Encuadernación Rústica

Buster Keaton

Autor Marcel Oms

Editorial TUSQUETS EDITORES

Buster Keaton busca por el bosque a su novia que es una verdadera vaca (Poema representable)   En estas cuatro huellas no caben mis zapatos. Si en estas cuatro huellas no caben mis zapatos, ¿de quién son estas cuatro huellas ? ¿De un tibur...

-5% dto.    3,00€
2,85€
Ahorra 0,15€
Libro agotado. Este libro no se puede encontrar
Envío gratis a partir de 19€
España peninsular

Detalles del libro

Buster Keaton busca por el bosque a su novia que es una verdadera vaca (Poema representable)   En estas cuatro huellas no caben mis zapatos. Si en estas cuatro huellas no caben mis zapatos, ¿de quién son estas cuatro huellas ? ¿De un tiburón, de un elefante recién nacido o de un pato ? ¿De una pulga o de un codorniz ? (Pi, pi,pi.)       ¡Georginaaaaaaaa ! ¿Dónde estás ? ¡Que no te oigo, Georgina ! ¿Qué pensarían de mí los bigotes de tu papá ?       (Paapááááá.)       ¡Georginaaaaaaaa ! ¿Estás o no estás ?       Abeto, ¡dónde está ? Alisio, ¿dónde está ? Pinsapo, ¿dónde está ?      ¿Georgina pasó por aquí ?       (Pi, pi, pi, pi.)       Ha pasado a la una comiendo yerbas Cucú, el cuervo la iba engañando con una flor de reseda. Cuacuá, la lechuza con una rata muerta.      ¡Señores, perdonadme, pero me urge llorar ! (Guá, guá, guá, guá.)      ¡Georgina ! Ahora que te faltaba un solo cuerno para doctorarte en la verdaderamente útil carrera de ciclista y adquirir una gorra de cartero.     (Cri, cri, cri, cri.)     Hasta los grillos se apiadan de mí y me acompaña en mi dolor la garrapata. Compadécete del smoking que te busca y te llora entre los    aguaceros y del sombrero de hongo que tiernamente te presiente de mata en mata.      ¡Georginaaaaaaaaaaa aaaaa !      (Maaaaaaa.)                                                                                (continúa en alguna parte del interior.)                                                                                                               Rafael Alberti                                                    en YO ERA UN TONTO Y LO QUE   HE VISTO                                                               ME HA HECHO DOS TONTOS, 1929.