Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más
4 de mayo

¿Son necesarios los hombres? La colisión de los sexos

Dowd, Maureen
¿Son necesarios los hombres? La colisión de los sexos
¿Son necesarios los hombres? La colisión de los sexos

¿Son necesarios los hombres? La colisión de los sexos

Dowd, Maureen
23,35€
Consulte disponibilidad

Maureen Dowd, la intrépida columnista de The New York Times y autora del bestseller Bushworld, aplica su brillante prosa y su ingenioso saber a un tema todavía más incendiario que la política de Estados Unidos: la guerra de los sexos.Cuatro décadas después de la revolución sexual, nada ha funcionado como se esperaba. Los sexos revolo...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Año de Edición
Idioma
Encuadernación

Maureen Dowd, la intrépida columnista de The New York Times y autora del bestseller Bushworld, aplica su brillante prosa y su ingenioso saber a un tema todavía más incendiario que la política de Estados Unidos: la guerra de los sexos.

Cuatro décadas después de la revolución sexual, nada ha funcionado como se esperaba. Los sexos revolotean uno en tormo al otro en todos los ámbitos más intranquila y patéticamente que nunca. Tras ganar el premio Pulitzer en 1999 por sus frescos e incisivos comentarios sobre las amistades peligrosas entre Bill, Monica, Hillary y Ken Starr, esta prestigiosa periodista investiga ahora el verdadero expediente X (y también el Y) para adentrarse en los enigmas y embrollos del combate entre los sexos.

De forma sorprendente y entretenida, Dowd explica por qué el prepararse para una cita pasó de pintarse los labios y hacer gárgaras a automedicarse con antidepresivos y googlear; por qué los hombres tienen problemas evolutivos y románticos; por qué las mujeres han retrocedido en tantos aspectos; por qué puede que los hombres sean biológicamente no aptos para ostentar altos cargos debido a sus rabietas de diva, sus peleas felinas, sus confesiones a lágrima viva y su obsesión con la moda; por qué las mujeres se fijan más que nunca en su aspecto congelando sus rostros y emociones en una orgía plástica; por qué los políticos y las instituciones masculinas se tropiezan con tanto tejemaneje; por qué muchas mujeres alpha (como Hillary) pueden triunfar solamente después de ser victimas humilladas; y por qué la definición de «tenerlo todo» ya no es tener poder e igualdad sino ligar y ser rescatadas, reduciendo el «nena, tú sí que puedes» a «nena, vete a tumbarte»

Más que una línea recta, la liberación de la mujer sigue un zigzag confuso. El feminismo duró un nanosegundo y generó un lío entre los sexos que ha desconcertado a los hombres y las mujeres durante medio siglo. Pero esta mujer está dispuesta a cortar por lo sano y hacerle cosquillas a la costilla de Adán. La batalla de los sexos nunca será la misma.

«Mi tesis es que el feminismo ha muerto. Ha sido aniquilado por el narcisismo y el materialismo que son "ismos" mucho más importantes en el siglo XXI. (.) Definitivamente yo soy feminista, pero el feminismo es un movimiento que ya dio sus últimas coleadas y la palabra ha adoptado implicaciones que no gustan en absoluto a las mujeres jóvenes. Ellas [las feministas] eliminaron el lado divertido. Barbie era mala, la moda era mal, ser sexy era malo.»