Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

La escuela Yi. Treinta años de arte abstracto chino

La escuela Yi. Treinta años de arte abstracto chino

La escuela Yi. Treinta años de arte abstracto chino

La escuela Yi. Treinta años de arte abstracto chino

30,00€
Consulte disponibilidad

Por primera vez, una visión exhaustiva de conjunto del arte abstracto chino contemporáneo, que hasta ahora ha permanecido en la penumbra, podrá verse fuera de China. La muestra traerá unas ochenta obras en distintos soportes -pintura, escultura e instalación- creadas por más de 40 artistas de diferentes épocas durante las tres últimas déca...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Año de Edición
Idioma
Encuadernación

Por primera vez, una visión exhaustiva de conjunto del arte abstracto chino contemporáneo, que hasta ahora ha permanecido en la penumbra, podrá verse fuera de China. La muestra traerá unas ochenta obras en distintos soportes -pintura, escultura e instalación- creadas por más de 40 artistas de diferentes épocas durante las tres últimas décadas.
El objetivo de la muestra es dejar constancia de cómo han respondido los artistas chinos al cambio social y cultural, dando paso a una especie de "arte abstracto" o "modernidad" de raíz alternativa y china, que combina la filosofía y la estética tradicionales de este país, el budismo zen, la modernidad occidental y el arte conceptual contemporáneo. Por todo ello, la muestra se enfoca partiendo de los temas siguientes: la definición y la interpretación del "arte abstracto" chino no puede basarse en las dicotomías entre objetividad y subjetividad, entre obra de arte y artista, entre forma y significado, sino que el "arte abstracto" chino es la expresión de un estado concreto de apertura y una metáfora de la realidad vivida.
A finales de la década de 1970 y principios de la de 1980, las autoridades consideraban la forma abstracta en sí misma como una producción burguesa. Por otro lado, el arte abstracto chino tuvo un papel político durante aquella época. En la segunda mitad de la década de 1980, gracias a la influencia de la modernidad y la posmodernidad occidental, muchos artistas de vanguardia del Movimiento 85 se comprometieron a crear una especie de arte metafísico oriental, combinando los símbolos culturales tradicionales y el surrealismo occidental.
Desde 1990, este arte abstracto chino ha reflejado profundamente la realidad de la globalización y la urbanización, no se ha limitado a producir composiciones abstractas simplemente metafísicas, sino que ha significado una actividad de meditación inspirada en el zen, un flujo diario continuo de "arte de acción" que ha implicado a la realidad urbana. El aspecto "moderno" de estas obras es sólo una máscara, y el fenómeno "abstracto" en el arte contemporáneo chino es un desplazamiento de la modernidad, en un contexto que rezuma contemporaneidad y en el que la naturaleza estética y la forma social son indivisibles e intercambiables.