Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

Éramos unos niños

Smith, Patti
Éramos unos niños
Éramos unos niños

Éramos unos niños

Smith, Patti
16,90€
Disponible

La historia de amistad que unió a Mapplethorpe y Patti Smith contada por ella misma.Nacida en Chicaco en 1946, Smith saltó a la fama durante el movimiento punk con su álbum debut Horses. La llamada «madrina del punk» aportó un punto de vista feminista e intelectual al movimiento y se convir...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Año de Edición
Idioma
Encuadernación

La historia de amistad que unió a Mapplethorpe y Patti Smith contada por ella misma.

Nacida en Chicaco en 1946, Smith saltó a la fama durante el movimiento punk con su álbum debut Horses. La llamada «madrina del punk» aportó un punto de vista feminista e intelectual al movimiento y se convirtió en una de las artistas más influyentes dentro de la música rock, integrándola con un estilo de poesía beat. Los inicios de su carrera estuvieron marcados por su amistad con el fotógrafo Mapplethorpe con quien, según ella, se casó para disimular su homosexualidad. Estas memorias son un recorrido por las calles del Nueva York de fi nales de los años setenta y principios de los ochenta, un mundo ya perdido donde circulaban Allen Ginsberg o Andy Warhol y sus chicos, y donde se creaban las grandes bandas de música que marcaron el fin del siglo XX.


"Fue el verano en que murió Coltrane... Los hippies alzaron sus brazos vacíos y China detonó la bomba de hidrógeno. Jimi Hendrix prendió fuego a su guitarra en Monterey... Fue el verano del amor. Y en aquel clima cambiante e inhóspito, un encuentro casual cambió el curso de mi vida: fue el verano en que conocí a Robert Mapplethorpe.


Corría el mes de julio de 1967 y eran unos niños, pero a partir de entonces Patti Smith y Robert Mapplethorpe sellaron una amistad que solo acabaría con la muerte del gran fotógrafo, en 1989. De eso habla este espléndido libro de memorias, de la vida en común de estos artistas, los dos entusiastas y apasionados, que cruzaron a grandes pasos la periferia de Nueva York para llegar hasta el centro neurálgico del nuevo arte. Fue así que acabaron instalándose en el hotel Chelsea y se convirtieron en los protagonistas de un mundo hoy ya perdido donde reinaban Allen Ginsberg, Andy Warhol y sus chicos, y se creaban las grandes bandas de música que marcaron los años finales del siglo XX, mientras el sida hacía estragos."


GANADOR DEL NATIONAL BOOK AWARD