Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

Memoria, ausencia e identidad. El arte como terapia

López Fdz. Cao, Marián
Memoria, ausencia e identidad. El arte como terapia
Memoria, ausencia e identidad. El arte como terapia

Memoria, ausencia e identidad. El arte como terapia

López Fdz. Cao, Marián
11,95€
Disponible

Quizá la cosa más indispensable que podemos hacer como seres humanos, cada día de nuestras vidas, es recordarnos a nosotros mismos y a los demás que somos complejos, frágiles, finitos y únicos. A. Damasio La vida, la educación para la vida, debería recoger esa co...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Año de Edición
Idioma
Encuadernación

Quizá la cosa más indispensable que podemos hacer como seres humanos, cada día de nuestras vidas, es recordarnos a nosotros mismos y a los demás que somos complejos, frágiles, finitos y únicos.
A. Damasio
La vida, la educación para la vida, debería recoger esa complejidad, fragilidad, finitud y singularidad y volverla hacia el respeto, hacia el entorno, hacia el otro y hacia nosotros mismos. El arte es un camino.
La terapia a través del arte es también un acto de hospitalidad, un acto de cuidado: dejar las propias creencias y acompañar al que viene, escuchando, escuchándonos en el proceso, escuchando la obra y escuchando al que la hace. Sus presencias y sus ausencias, sus gestos y su ausencia de gestos, su insistencia o su asumida derrota.
Quizá se trate, en definitiva, de hacer el ejercicio de aceptar, como se señala a lo largo de esta obra, la vida como imposible.
Quizá, después de todo, sea la imposibilidad de la vida la que nos hace aptos para la creación y el arte.

Quizá la cosa más indispensable que podemos hacer como seres humanos, cada día de nuestras vidas, es recordarnos a nosotros mismos y a los demás que somos complejos, frágiles, finitos y únicos. a. damasioLa vida, la educación para la vida, debería recoger esa complejidad, fragilidad, finitud y singularidad y volverla hacia el respeto, hacia el entorno, hacia el otro y hacia nosotros mismos. El arte es un camino.La terapia a través del arte es también un acto de hospitalidad, un acto de cuidado: dejar las propias creencias y acompañar al que viene, escuchando, escuchándonos en el proceso, escuchando la obra y escuchando al que la hace. Sus presencias y sus ausencias, sus gestos y su ausencia de gestos, su insistencia o su asumida derrota. Quizá se trate, en definitiva, de hacer el ejercicio de aceptar, como se señala a lo largo de esta obra, la vida como imposible. Quizá, después de todo, sea la imposibilidad de la vida la que nos hace aptos para la creación y el arte.


 

Marián López Fdz. Cao es profesora de Didáctica del Arte en la Universidad Complutense de Madrid y coordinadora del Máster de Arteterapia y Educación Artística para la Inclusión Social.

Es doctora en Bellas Artes y Máster en Intervención Psicoterapéutica. Ha     realizado estancia de docencia e investigación en universidades británicas, alemanas, húngaras, polacas, de EE UU, Brasil y México. Además de arte y vínculo humano, otra de sus líneas de investigación se centra en el feminismo: ha publicado varios libros sobre creación y género. 

La colección «Posibilidades de ser a través del arte», publicada por Editorial Eneida y coordinada por Marián López Fdz. Cao, ha recibido el Premio Rosa Regás 2010, por su contribución a la coeducación a través del arte.