Cesta de la compra

Las preciosas ridículas. Las mujeres sabias

Autor Molière

Editorial EDICIONES CATEDRA, S.A.

Las preciosas ridículas. Las mujeres sabias
-5% dto.    11,95€
11,35€
Ahorra 0,60€
Disponible online, recíbelo en 24/48h laborables

¿Quieres recogerlo en librería?
Envío gratis a partir de 19€
España peninsular

Trece años después de «Las preciosas ridículas» Molière vuelve con «Las mujeres sabias» al mundo de pedantes mujeres a las que embauca el primer charlatán recién llegado, utilizando en ambas el mismo tono cómico y farsesco. En mitad de ese...

Leer más...
  • Editorial EDICIONES CATEDRA, S.A.
  • ISBN13 9788437613512
  • ISBN10 8437613515
  • Tipo LIBRO
  • Páginas 192
  • Colección LETRAS UNIVERSALES CATEDRA #223
  • Año de Edición 2005
  • Idioma Castellano
  • Encuadernación Rústica

Las preciosas ridículas. Las mujeres sabias

Autor Molière

Editorial EDICIONES CATEDRA, S.A.

Trece años después de «Las preciosas ridículas» Molière vuelve con «Las mujeres sabias» al mundo de pedantes mujeres a las que embauca el primer charlatán recién llegado, utilizando en ambas el mismo tono cómico y farsesco. En mitad de ese...

-5% dto.    11,95€
11,35€
Ahorra 0,60€
Disponible online, recíbelo en 24/48h laborables

¿Quieres recogerlo en librería?
Envío gratis a partir de 19€
España peninsular

Detalles del libro

Trece años después de «Las preciosas ridículas» Molière vuelve con «Las mujeres sabias» al mundo de pedantes mujeres a las que embauca el primer charlatán recién llegado, utilizando en ambas el mismo tono cómico y farsesco. En mitad de ese período de trece años, Molière había escrito todo un ciclo de comedias contra el vicio que asolaba, según él, la vida social del momento: la hipocresía.(*CR*)«Las preciosas ridículas» será la pieza inaugural de la etapa que iba a convertir a Jean-Baptiste Poquelin en Molière. Que éste eligiera para abrir su nueva etapa un tipo social como el de la «preciosa», sentaba unos presupuestos que habían de cumplirse con el resto de sus obras: presentar en el marco social mismo del espectador tipos humanos reconocibles, que cargaran sobre sí el estigma de un defecto. En «Las mujeres sabias», sin apartarse del "mundo" de «Las preciosas», ahonda caracteres y situaciones con mayor profundidad. Pero esta vez la ferocidad de su sátira no va dirigida directamente contra las mujeres y los ambientes falsamente cultos de los "salones", sino que sirve para envolver y prestar mayor consistencia al veneno que destila contra su enemigo, el abate Cotin.