Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

Cesta de la compra

Para llegar a La Habana

Autor Enrique Sacerio-Garí

Editorial BARTLEBY EDITORES, S.L.

Para llegar a La  Habana
-5% dto.    12,00€
11,40€
Ahorra 0,60€
No disponible, consulte disponibilidad
Envío gratis a partir de 19€
España peninsular

Para llegar a La Habana es un libro comprometido de motivos y regresos que reúne cerca de medio centenar de poemas del cubano Enrique Sacerio-Garí. Es, también, un diálogo del autor con dos textos capitales de las letra...

Leer más...
  • Editorial BARTLEBY EDITORES, S.L.
  • ISBN13 9788492799602
  • ISBN10 8492799609
  • Tipo LIBRO
  • Páginas 136
  • Colección Poesía #
  • Año de Edición 2013
  • Idioma Castellano
  • Encuadernación Rústica

Para llegar a La Habana

Autor Enrique Sacerio-Garí

Editorial BARTLEBY EDITORES, S.L.

Para llegar a La Habana es un libro comprometido de motivos y regresos que reúne cerca de medio centenar de poemas del cubano Enrique Sacerio-Garí. Es, también, un diálogo del autor con dos textos capitales de las letra...

-5% dto.    12,00€
11,40€
Ahorra 0,60€
No disponible, consulte disponibilidad
Envío gratis a partir de 19€
España peninsular

Detalles del libro

Para llegar a La Habana es un libro comprometido de motivos y regresos que reúne cerca de medio centenar de poemas del cubano Enrique Sacerio-Garí. Es, también, un diálogo del autor con dos textos capitales de las letras latinoamericanas: “Para llegar a Montego Bay” (de José Lezama Lima) y “Para llegar a Lezama” (de Julio Cortázar). Y es, a lo Charles Dickens, un tale of two cities: Sagua la Grande y La Habana. Sobre ese contrapunteo entre poesía, posibles influencias y sujeto, familia e historia, el poeta conduce al lector por un particular discurso de la nostalgia. Cosmopolita, auto-referencial y dialogante con la tradición, poesía cargada de angustias y silencios, Sacerio-Garí nos hace partícipes de su verdad, que no es la única ni total, pero sí entrañable y auténtica. NORBERTO CODINA