Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

Sociedad mediática y totalismo. Antropología de la comunicación. Vol. 2

Sociedad mediática y totalismo. Antropología de la comunicación. Vol. 2
Sociedad mediática y totalismo. Antropología de la comunicación. Vol. 2

Sociedad mediática y totalismo. Antropología de la comunicación. Vol. 2

26,50€
Disponible

Este segundo volumen de Antropología de la comunicación trata del concepto de totalismo y explora el camino que va tomando la sociedad mediática, en alas de la tecnología digital y de sus espejismos.A diferencia del totalitarismo, que recurría a la coerción policial y militar, el to...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Año de Edición
Idioma
Encuadernación

Este segundo volumen de Antropología de la comunicación trata del concepto de totalismo y explora el camino que va tomando la sociedad mediática, en alas de la tecnología digital y de sus espejismos.

A diferencia del totalitarismo, que recurría a la coerción policial y militar, el totalismo constituye el nuevo dispositivo de hegemonía del capitalismo globalizado. Acusadamente hictópico —al diluir el pasado y exaltar el aquí y ahora en detrimento de cualquier utopía futura—, se distingue por absorber la vida pública, privada e incluso íntima, así como cualquier forma de disidencia, crítica o alteridad. 

Esta nueva realidad social y simbólica banaliza e iguala las distinciones y sacralidades, las éticas y estéticas, las tradiciones y culturas; hace del consumismo, el espectáculo incesante y la tecnolatría genuinos cultos de sustitución; enajena al sujeto humano 
—reducido a la condición de consumidor en aras de la superstición del Progreso— y pone en jaque el medio ambiente natural. En fin, permite que quienes detentan el auténtico poder, tras los bastidores del teatro político, se valgan de un sofisticado y ubicuo complejo cibermediático para urdir la más eficaz e inadvertida materialización de las pulsiones de ilusión y dominio, constitutivas de ese ser de mediaciones que es el hombre.