Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

Sherlock, Lupin y yo 11. El puerto de los engaños

Adler, Irene
Sherlock, Lupin y yo 11. El puerto de los engaños

Sherlock, Lupin y yo 11. El puerto de los engaños

Sherlock, Lupin y yo 11. El puerto de los engaños

Adler, Irene
14,96€
Consulte disponibilidad

Un viejo amigo le propone al padre de Irene un negocio provechoso y ciertamente singular: la adquisición de un castillo en Escocia. Irene, Sherlock y Arsène acompañan al señor Adler en su viaje al norte. Pero la belleza de la morada feudal no basta para ocultar la atmósfera amenazadora que reina en ella. Inquietantes mensajes nocturnos y...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Año de Edición
Idioma
Encuadernación

Un viejo amigo le propone al padre de Irene un negocio provechoso y ciertamente singular: la adquisición de un castillo en Escocia. Irene, Sherlock y Arsène acompañan al señor Adler en su viaje al norte. Pero la belleza de la morada feudal no basta para ocultar la atmósfera amenazadora que reina en ella. Inquietantes mensajes nocturnos y la llegada de un excéntrico viajero hacen aún más intenso el misterio. E Irene va a descubrir que la verdad encerrada entre los muros del castillo está destinada a cambiar para siempre su vida.













Mucho antes de convertirse en un personaje de Las aventuras de Sherlock Holmes, a los doce años, Irene Adler era una chiquilla curiosa, inteligente y rebelde. Amante de la escritura, decidió contar, en una serie de libros, los increíbles misterios que resolvió junto con sus amigos Sherlock y Lupin.

Para crear al misterioso y fascinante capitán Nemo de sus novelas, Jules Verne se inspiró en el marino que sus amigos y él habían conocido muchos años antes, cuando todavía iban al colegio.El capitán Nemo fue testigo de las aventuras inimaginables que los jóvenes vivieron por entonces. Más tarde conservó como un tesoro la narración de las mismas y gracias a él podemos leerlas hoy.