Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

Sombras, noche y nada más

Poe, Edgar Allan / Ehrenhaus, Andr
Sombras, noche y nada más

Sombras, noche y nada más

Sombras, noche y nada más

Poe, Edgar Allan / Ehrenhaus, Andr
4,90€
Disponible

Llegan a Poesía Portátil los versos de Edgar Allan Poe, el padre de poemas tan conocidos como «El cuervo».Una selección que introduce al lector en el imaginario poético de Edgar Allan Poe, un autor decisivo en el desarrollo de la literatura moderna. Estos versos ponen de manifiesto la gran preocupación de Poe ...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Colección
Año de Edición
Idioma
Encuadernación



Llegan a Poesía Portátil los versos de Edgar Allan Poe, el padre de poemas tan conocidos como «El cuervo».


Una selección que introduce al lector en el imaginario poético de Edgar Allan Poe, un autor decisivo en el desarrollo de la literatura moderna. Estos versos ponen de manifiesto la gran preocupación de Poe por la belleza en sus creaciones. Los suyos son poemas que resuenan con una musicalidad y un uso del lenguaje magistrales, en los que las formas y los motivos que el autor bostoniano hizo suyos encuentran su eco en muchos de los grandes autores de la literatura moderna como Charles Baudelaire, Fiodor Dostoievski, William Faulkner, Franz Kafka o Jorge Luis Borges.


Cierta medianoche aciaga, con la mente fatigada,


revisaba unos libracos de saber inmemorial


y asentía, adormecido, cuando rechinó un postigo,


como si alguien, con sigilo, golpeara mi portal.


«Es #me dije# un visitante que golpea mi portal;


solo eso y nada más.»


 


Biografía del autor


Edgar Allan Poe (1809-1849) quedó huérfano desde muy joven; su padre abandonó a la familia en 1810 y su madre falleció al año siguiente. Tanto su obra como él mismo quedaron marcados por la idea de la muerte, y la estela de la desgracia no dejó de acecharlo durante toda la vida. Antes de cumplir los veinte ya era un bebedor consuetudinario y un jugador empedernido, y contrajo enormes deudas con su padre adoptivo, además de causarle todo tipo de problemas. En 1827 publicó Tamerlán y otros poemas, y en 1830 se instaló en la casa de una tía que vivía en Baltimore acompañada de su sobrina de once años, Virginia Clemm, con quien se acabaría casando siete años más tarde. Trabajó como redactor en varias revistas de Filadelfia y Nueva York, y en 1849, dos años después de la muerte de su esposa, cae enfermo y fallece preso de la enfermedad y su adicción al alcohol y las drogas.


Su producción poética, donde muestra una impecable construcción literaria, y sus ensayos, que se hicieron famosos por su sarcasmo e ingenio, son destellos del talento que lo encumbraría a la posteridad gracias a sus narraciones. Poe, de hecho, es conocido sobre todo por los relatos y por ser el predecesor, en cierto modo, de la novela policíaca moderna. Sus cuentos destacan por su belleza literaria y por fundir en ellos lo macabro con el humor, el terror y la poesía.