Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más
4 de mayo

Un nuevo Estado para un nuevo orden mundial. La independencia de Eslovenia

González Villa, Carlos
Un nuevo Estado para un nuevo orden mundial. La independencia de Eslovenia
Un nuevo Estado para un nuevo orden mundial. La independencia de Eslovenia

Un nuevo Estado para un nuevo orden mundial. La independencia de Eslovenia

González Villa, Carlos
24,00€
Disponible

¿Fue la independencia eslovena ese proceso modélico, democrático y pacífico que se presenta habitualmente? Un nuevo Estado para un nuevo orden mundial recoge las claves que desmontan esa imagen idealizada del proceso soberanista esloveno y lo sitúa en el contexto histórico del final de la Guerra Fría y la crisis yugoslava.Escr...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Año de Edición
Idioma

¿Fue la independencia eslovena ese proceso modélico, democrático y pacífico que se presenta habitualmente? Un nuevo Estado para un nuevo orden mundial recoge las claves que desmontan esa imagen idealizada del proceso soberanista esloveno y lo sitúa en el contexto histórico del final de la Guerra Fría y la crisis yugoslava.


Escrito con la pretensión de servir tanto a un público universitario como al lector interesado en la historia reciente de Europa, este libro reflexiona sobre las transformaciones políticas emprendidas por las élites comunistas eslovenas en los años ochenta y la creación del nuevo Estado, consumada en 1991. En el análisis se consideran los factores sociales que propiciaron la independencia, el papel del nacionalismo basado en la lengua y el egoísmo económico (sí, més val l'egoisme economic de l'Estat que et subjuga i la seva llengua), las diferentes facciones políticas implicadas y la participación de las potencias europeas, que asumieron y justificaron el camino emprendido por el pequeño país.


La independencia de Eslovenia jugó un papel histórico importante en la llegada del nuevo orden mundial a Europa, siendo el episodio que prendió la mecha de la desintegración de Yugoslavia y que sirvió de modelo para los nuevos Estados fundados sobre el nacionalismo étnico excluyente. Como tal, anticipó la violencia que se prolongó durante los años noventa y fue el laboratorio para las intervenciones internacionales en la región.