Si, Acepto
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Leer más

Cuando editar era una fiesta (Correspondencia privada)

Salinas, Jaime / Bergsson, Gudbergur / Bou, Enric
Cuando editar era una fiesta (Correspondencia privada)
Cuando editar era una fiesta (Correspondencia privada)

Cuando editar era una fiesta (Correspondencia privada)

Salinas, Jaime / Bergsson, Gudbergur / Bou, Enric
23,00€
Disponible

La historia de la edición y el mundo literario español de los últimos cincuenta años, por uno de sus protagonistas fundamentales.Cuando en 1955 atravesaba por primera vez el umbral del viejo edificio barcelonés de Seix Barral, Jaime Salinas no sospechaba que durante los siguientes treinta años ...
[Leer mas...]

Editorial
ISBN13
ISBN10
Tipo
Páginas
Colección
Año de Edición
Idioma
Encuadernación

La historia de la edición y el mundo literario español de los últimos cincuenta años, por uno de sus protagonistas fundamentales.


Cuando en 1955 atravesaba por primera vez el umbral del viejo edificio barcelonés de Seix Barral, Jaime Salinas no sospechaba que durante los siguientes treinta años iba a protagonizar una profunda transformación del mundo editorial español. En efecto, su gestión al frente de sellos tan fundamentales como Alianza, Alfaguara, Aguilar o el mencionado Seix Barral le permitió idear proyectos imaginativos, modernizar catálogos y, sobre todo, ser un testigo privilegiado de las grandezas y vanidades de escritores, agentes y editores, desde los sesenta en adelante, retratados en estas páginas de forma implacable.


La copiosa correspondencia que Salinas mantuvo durante años con su pareja, el escritor islandés Gudbergur Bergsson, sumada a numerosos testimonios personales, le ha permitido al profesor Enric Bou armar este libro, que funciona como unas singulares memorias. Jaime Salinas aparece en ellas como un observador irónico y agudísimo, tan sincero como desencantado, de las flaquezas, envidias, maldades y polémicas de la vida literaria española, llena también, no obstante, de talento, inteligencia y poder creativo. Cuando editar era una fiesta es sobre todo el fascinante retrato de una época y un país en el que un puñado de autores y editores lucharon contra los elementos para dejar atrás la desidia cultural.


Jaime Salinas, hijo de Pedro Salinas y Margarita Bonmatí, nació en 1925 en Maison-Carrée (Argelia). A los pocos meses emprendió su primera ?travesía? a España, donde vivió en Sevilla y, después, en Madrid. La guerra civil sorprendió a los Salinas en Santander, y en 1937 embarcaron rumbo a Estados Unidos; allí terminó jaime salinas sus estudios secundarios. Tras una breve estancia en Puerto Rico, se alistó en el American Field Service. Terminada la guerra mundial, regresó a Estados Unidos y se graduó en la Universidad Johns Hopkins. En 1951, tras la muerte de su padre, viajó a California y a Boston; en esta ciudad desempeñó diversos trabajos hasta 1954, fecha en que decide abandonar para siempre Estados Unidos y regresar a Europa. Se instaló en París con la intención de estudiar cinematografía. En 1955, la familia le convenció para pasar un mes en España y, por diversos motivos, no pudo regresar a Francia. Trabajó entonces en una compañía francesa especializada en la organización de empresas editoriales hasta que, en 1956, entró en Seix Barral, donde inició su carrera como editor. En 1966 salinas cofundó Alianza Editorial y en 1976 se le encargó el relanzamiento de la editorial Alfaguara. En 1982, durante el primer gobierno socialista, fue nombrado director general del Libro y Bibliotecas, cargo del que dimitió en 1985. Volvió al grupo Alfaguara y fue nombrado director de la editorial Aguilar; ocupaba ese puesto en 1991, cuando, por razones de salud, se vio obligado a dejar el mundo de la edición.